Barcelona – Agramunt – Artesa de Segre – Coll de Comiols – Tremp

Nuestra primera ruta no podía ser otra que la que indica cómo llegar hasta nosotros.

Es fácil, desde Barcelona hay que tomar la A-2 (salida por A-2 en dirección Martorell/Lleida/Zaragoza/Tarragona), seguir por la autovía hasta llegar a la salida 517 hacia L-303, en dirección Agramunt/Cervera(nord). En la rotonda, tomar la primera salida hacia Artesa de Segre, a partir de aquí se deja la vía principal para iniciar la ruta de montaña. Una carretera tranquila que nos permite disfrutar del entorno, con calma y sin prisas.

Carretera de Agramunt
Carretera de Agramunt

Con la L-512, la numeración de la primera carretera que se adentra en el Montsec de Rúbies,  empiezan las curvas, un magnifico tramo que parece diseñado para disfrutar de la moto., además, dependiendo de la época del años, es posible que haya niebla lo que lo hace todavía más interesante.

El coll de Comiols está a 1.100 m de altura, tiene un poco  más de 21 km y un desnivel acumulado que le otorga personalidad (700 metros).

Pueblo abandonado de Comiols
Pueblo abandonado de Comiols

Antes de llegar a la cima, se encuentra el pueblo abandona de Comiols, está en ruinas pero todavía queda en pie, y está restaurada, la Isglesia de Sant Romà de Comiols . También quedan las ruinas del castillo, que fué la última fortaleza que  separaba la Cataluña carolingia del mundo musulmán. Atención al cartel que indica el camino hacia  Comiols, subiendo a la izquierda, un poco antes de llegar a la cima, por lo que no hay que despistarse.

Al volver a la carretera se asciende hasta el puerto, un balcón con una vista extraordinaria de toda la cuenca de Tremp. Vale la pena parar en un antiguo parador y gasolinera, ahora abandonado, para observar estas fantásticas vistas.

La bajada es rápida con 4 ó 5 curvas cerradas casi seguidas. Luego hay que seguir, sin complicaciones, hasta llegar a Tremp.

Aquí os esperamos. Más adelante os explicaremos qué hacer y qué ver en la comarca.